publicacions> llibres UPC-LUB > Los orígenes del Ensanche de Barcelona Suelo, técnica e iniciativa> introducció
 

Los orígenes del Ensanche de Barcelona. Suelo, técnica e iniciativa
Miquel Corominas i Ayala

Edicions UPC, 2002
ISBN 8483015714,
244 págs.

21x24 cm

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           Este estudio tiene su origen en las enseñanzas impartidas en los cursos de Urbanística II sobre el diseño y la división del suelo urbano. La importancia que la división del suelo tiene sobre la forma física de la ciudad es hoy en día reconocida por todos. El Ensanche de Barcelona es en este sentido un auténtico laboratorio o campo de experimentación donde se ensayan un número importante de modelos de parcelación en las manzanas de extraordinaria regularidad, que Cerdá proyectó para Barcelona.

         Después del estudio y clasificación de los modelos de parcelación del Ensanche el trabajo consistió en ver cuánto tenían que ver estos modelos con la estructura física del territorio antes de la aprobación del Proyecto de Ensanche en 1859. Para ello se realizó un complejo plano del llano de Barcelona en el ámbito de su Ensanche a la escala de 1/2.000, donde con gran meticulosidad y precisión se fueron situando todos los elementos definidores de la estructura física, además de toda la distribución parcelaria y la catastral cuando fue posible, como es el caso del término de Barcelona.

         Para ver cómo se produjo el paso de la situación rural a la urbana y entender los mecanismos de transformación se analizaron los documentos técnicos según los que se realizaron los proyectos de urbanización y edificación. Es significativo el análisis de la documentación del Proyecto de Ensanche de Ildefonso Cerdá contenido en el denominado Legado Cerdá, y la clasificación de las obras de repercusión pública que se realizaron en los primeros años. Ha resultado fundamental entender el papel de Cerdá como técnico que controlaba y supervisaba el desarrollo del Proyecto de Ensanche, lo que permite entender hoy en día su excelente trazado actual.

         La importancia de algunas de las obras públicas de iniciativa privada o de algunas construcciones muy ejemplares y unitarias indicaba la existencia de ciertos operadores a gran escala: una vez analizados se ha demostrado cómo han jugado un papel fundamental en el desarrollo inicial del Ensanche.

         Es significativa esta intervención a gran escala ya que estos operadores, denominados sociedades del Ensanche, jugaron un papel de motor de arranque, un papel ejemplificador y, por otro lado, un papel socioeconómico muy importante, que supuso un paso definitivo en el cambio de la situación rural a la urbana en el llano de Barcelona. Estos grandes temas descritos, complementados y ordenados según un criterio cronólogico, componen básicamente este estudio: Los orígenes del Ensanche de Barcelona: suelo, técnica e iniciativa.

         No sería justo continuar sin antes agradecer a aquellas personas que de una manera u otra, en mayor o menor medida, han contribuido a que este estudio pudiera llevarse a término. A Manuel de Solà-Morales por su trabajo de asesoramiento y por sus indicaciones siempre muy oportunas. A Joan Busquets por el seguimiento del mismo. A los otros profesores que durante 10 años han compartido las enseñanzas en la asignatura de Urbanística II, de los que he recibido siempre interesantes opiniones. A mis compañeros de despacho Isabel Castiñeira, Amador Ferrer, y a Joaquín Sabaté, que me han liberado de los trabajos profesionales. A Francesc Ragués cuya ayuda en el dibujo fue fundamental. A Manuel Franco y Susana Castelís, Anna Meroño y a Adam Bisbe por la edición mecanografiada.

         Debo dar también las gracias a aquellas personas cuyas indicaciones o conocimientos específicos han permitido encontrar documentación de importancia, como José Luis Oyón, Ricard Pié, Manuel Torres y, en especial, Josep Llobet y Jaume Puig. También a las personas responsables de las instituciones, bibliotecas y archivos, en especial a Jaume Sobrequés que permitió que por primera vez se consultase el Legado Cerdá.